Reparación del daño muscular

El daño muscular inducido por el ejercicio de resistencia se reduce con suplementación de aminoácidos de cadena ramificada (BCAA).

La importancia del estudio de la reparación del daño muscular tras el ejercicio intenso, es otra de las áreas de estudio de numerosos grupos de investigación. El daño muscular inducido por el ejercicio tiene como consecuencia la merma de la función muscular, provoca dolor y malestar.

La suplementación con aminoácidos de cadena ramificada (branched-chain amino acid, BCAA) se ha demostrado que aumenta la síntesis de proteínas, así como disminuye la degradación de proteínas musculares.

Diversas investigaciones tienen como objetivo de estudio, el examinar los efectos de la complementación alimenticia con BCAA en los marcadores de daño muscular provocados por entrenamiento de resistencia. Para ello, uno de los estudios dividió a voluntarios en buena condición física, en dos grupos: aquellos que recibirían una complementación con BCAA (grupo BCAA), y otro grupo al que se le administra placebo (grupo Placebo).

Los BCAA, amino ácidos de cadena ramificada están compuestos por los aminoácidos esenciales Valina, Isoleucina y Leucina.  Y pueden encontrarse como complementos alimenticios en cápsulas.
Los BCAA, amino ácidos de cadena ramificada están compuestos por los aminoácidos esenciales Valina, Isoleucina y Leucina. Y pueden encontrarse como complementos alimenticios en cápsulas.

El experimento se realizó de la siguiente forma. Los voluntarios que participaron en el experimento tenían entre 21 y 25 años, y una estatura y peso corporal similares.

El ejercicio a realizar consistió en 100 saltos verticales consecutivos (drop-jumps, que ejercitan la fuerza explosiva, la elástica y la fuerza refleja). Para estudiar el daño muscular se midieron los siguientes marcadores:  la contracción voluntaria máxima, dolor muscular, salto vertical y la circunferencia de muslo y pantorrilla. También se midió la Creatine kinase (CK) en sangre, parámetro considerado como un marcador indirecto de daño muscular.

Se midieron todas las variables inmediatamente antes del ejercicio, y a las 24, 48, 72 y 96 horas después del ejercicio.

Los resultados de esta investigación se han publicado en Journal of the International Society of Sports Nutrition. (Howatson y colaboradores. 2012; 9: 20).

Figura 1. Muscle soreness o Daño muscular.

Figura 1. Muscle soreness o Daño muscular.

Los hallazgos encontrados en este trabajo mostraron efectos grupales significativos que muestran una reducción del dolor muscular (Muscle soreness, figura1) en el grupo de BCAA en comparación con el grupo Placebo.

Figura 2. Plasma Creatine Kinase, niveles de CK en plasma.

Figura 2. Plasma Creatine Kinase, niveles de CK en plasma.

También se observó una reducción en la CK (Plasma Creatine Kinase, figura 2) en el grupo que recibió suplementación con BCAA. Además, la recuperación de contracción voluntaria máxima fue mayor en el grupo de BCAA.

 

En este estudio (figura 3) se muestra como los BCAA ingeridos antes y después del ejercicio de resistencia muscular reducen los índices de daño muscular y aceleran la recuperación tras el entrenamiento.  Parece probable que los BCAA proporcionen una mayor biodisponibilidad del sustrato para mejorar la síntesis de proteínas y, por lo tanto, permitir una recuperación del daño muscular asociado con el ejercicio de resistencia.Figura 3. MVC, máxima contracción voluntaria.

Figura 3. MVC, máxima contracción voluntaria.

Figura 3. MVC, máxima contracción voluntaria.

by RH Competition